El blog de Jaizki

08 octubre 2006

Valoraciones y complementos salariales

Ayer se publicó en El Correo esta noticia: La valoración de los alumnos influirá en la concesión de pluses a los profesores de la UPV.

El pacto firmado el pasado mes de julio entre los sindicatos STEE-EILAS y LAB con el Departamento de Educación y la UPV establece que para otorgar los extras salariales básicos -hasta 3.750 euros al año- se tendrá en cuenta la valoración que hacen los alumnos del trabajo del docente.

Mi experiencia personal me dice que la valoración que hacen los alumnos tiene más que ver con la facilidad del aprobado que con la calidad docente del profesor. ¿Se querrá conseguir el aprobado general para presentarlo como un logro político? En cualquier caso, me ha parecido muy oportuno el artículo de Santiago González: Los examinados.

Es razonable pedir la opinión de los alumnos sobre sus profesores, siempre que no se les pregunte por cuestiones que están fuera de su capacidad de evaluación, como a veces ha pasado. Pero a condición de no otorgar a dicha opinión un valor absoluto, de la que dependa nada menos que el salario. O si no, generalicemos el sistema y hagamos entre los reclusos encuestas sobre la capacidad de los jueces que los condenaron: si creen que conocen las leyes dominan el Código Penal y si les parecen ecuánimes.

Yo me pregunto por qué nuestros políticos no se aplican el sistema a sí mismos y establecen que una parte de su salario dependa de la valoración que los ciudadanos hagan de su gestión. ¿Será que tienen miedo de no cobrar nunca? ¿O será que piensan que la ciudadanía no está preparada para evaluar su trabajo? Si es lo segundo, resultaría curiosa la contradicción, sí que estaríamos capacitados para elegirles pero no para evaluarles.

Etiquetas: ,

enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

View blog reactions | Blogs que enlazan esta entrada

10 comentarios:

  • Lo que propones no deja de ser un sistema de listas abiertas, en las que tu eleiges a los políticos y no a los partidos. Lamentablemente, en España se sigue votando como se va al futbol: "a los tuyos, manque pierdan"... Y si abogas por la alternancia, es que eres un chaquetero...¡Que pais! :_(

    Por Anonymous Angel M.. Fecha y hora: 12/10/06 12:08  

  • Efectivamente aquí se elige a los partidos, no a los políticos, ya comenté el tema con más detalle en Sobre cómo mejorar el sistema democrático actual.

    Sin embargo, el que la población decida el variable de un político no exige necesariamente las listas abiertas. Sería un mecanismo de control anual según la gestión realizada, sin esperar a las elecciones.

    Evidentemente, lo veo tan inaplicable como el de evaluación de profesores, pero no entiendo que si a los políticos les parece bueno para determinar el sueldo de los profesores no se lo apliquen a sí mismos.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 12/10/06 18:53  

  • Lo ideal sería que los alumnos de la UPV que se implican en el aprendizaje universitario participando en los diferentes departamentos, procurando su esfuerzo en seminarios y laboratorios, aportando su tiempo en las múltiples prácticas que nuestro sistema NO lleva a cabo... lo ideal sería que esos alumnos tuvieran una influencia acorde con su papel. Lo de los complementos salariales no me parece algo bien explicado y me surgen un montón de preguntas sobre cómo funcionan ahora, cuáles son los vicios detectados, desean cambiarlos y hacia qué modelo va el asunto. La cuestión tal y como la leí en el correo era muy pobre, parecía la típica noticia que pretende tapar la realidad actual con una cortina polémica que lleva al equívoco.

    Respecto a la valoración de los políticos más de lo mismo. Si no nos implicamos ¿con qué elementos vamos a juzgar? ¿con las "desinteresadas" informaciones de los periódicos de los grupos mediáticos? AL menos que lo que se pretenda sea procurarse coartadas más o menos de tinte democrático para comportamientos impúdicos.

    Si nos implicamos hay alguna posibilidad de que las valoraciones funcionen. Si no, peor de lo mismo.

    Por Anonymous jorfasan. Fecha y hora: 18/10/06 13:26  

  • Jorfasan, comparto tu idea sobre la participación de los alumnos, lamentablemente son un elemento pasivo en la enseñanza, algo que no tiene mucho sentido. Posiblemente parte de la culpa es de ellos, y otro tanto de las dificultades que se pone a que participen de otras formas.

    Con respecto a nuestra participación, creo que los políticos tienen el mismo interés en que la sociedad tome parte en la política, que la Iglesia en que los fieles se lean la Biblia. Ninguno.

    El sistema político actual, como todos los sistemas, está pensando para autoperpetuarse. Y que la sociedad participe, no entra en la ecuación. Como en el caso de los alumnos, parte de la culpa es de una sociedad adormilada, y otro tanto de las dificultades que pone el sistema.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 18/10/06 22:55  

  • Una cuestión estilística que me parece muy oportuna. Usas con mucha alegría, e imprecisión, la palabra "culpa". Coloquialmente se te entiende pero es una pena. Unas veces debes decir responsabilidad, otras causa, otras agente. Culpa, esto es imputación, suele tener más una perspectiva moral. Cuanto más preciso seas será más fácil entenderte y hacerte entender.

    ¿Es una sociedad adormilada o una sociedad tan centrada en los negocios que necesita tener a pleno rendimiento la máquina de olvidar-lo-importante? Por un poner.

    El caso de la UPV es sintomático porque al ocurrir en un segmento de la sociedad poco importante (seamos sinceros, aparte de un dudoso valor simbólico y retener a una parte de la juventud en edad prelaboral) esto es, es un laboratorio social interesante. Las cuestiones cruciales sobre cómo se reparte ahora el dinero extra y porqué, y dónde se han detectado anomalías sigue sin respuesta y enfocaría mejor la cuestión que planteas. Lo que sí sé es que quienes promueven la medida o no dudan que ellos salen beneficiados o no dudan que sus rivales serán perjudicados. De hecho, el acuerdo alcanzado ha sido criticado por los sindicatos que no han formado parte del asunto.

    El sistema político actual en mi opinión es muy presencial en los medios pero poco fuerte en la sociedad. La única manera de que tuviera una influencia profunda sería que en los partidos participara al menos, militando, la mitad del censo. Mientras no estemos implicados en el sistema político, este será lo que es una capa delgada, ruidosa y frágil, muy frágil. El control está en nuestras manos, y como no, carece de control básico. Es poco democrático.

    Ya he echado una ojeada a la entrada tuya sobre la mejora del sistema democrático actual, se mezclan demasiadas cosas como los sistema de votación, parlamentarismo, la educación política, la representación, las listas, la proporcionalidad... y todo me resulta poco clarificador y embarullado. No te preocupes, seguro que la próxima vez que lo intentes, la versión 1.1 del dicho debate, te saldrá mejor. Ahora en las revistas de teoría política han comenzado a calibrar la calidad de la democracia (Claves de la razón práctica).

    Por Anonymous jorfasan. Fecha y hora: 19/10/06 01:41  

  • Jorfasan, está claro que no soy académico de la lengua y que meto la pata con frecuencia, pero no entiendo qué es lo que falla con el uso de la palabra culpa. He consultado en el RAE y las dos primeras acepciones de Culpa son:

    1. f. Imputación a alguien de una determinada acción como consecuencia de su conducta. Tu tienes la culpa de lo sucedido.

    2. f. Hecho de ser causante de algo. La cosecha se arruinó por culpa de la lluvia.

    No creo que para dedicarse a los negocios sea necesario olvidar lo importante. Desde el punto de vista de participación ciudadana en la política yo veo a la sociedad adormilada o anestesiada. Parece que no se concibe que se pueda hacer más, se entiende que es cosa de los políticos. Impresión que ellos mismos han contribuido a expandir.

    Personalmente no estoy nada de acuerdo con la universidad actual, pero decir que sólo sirve para retener a la juventud en edad prelaboral me parece una exageración injusta.

    No sé si se puede considerar la universidad un laboratorio social, no tengo claro que la universidad y los universitarios sean representativos de la sociedad en su conjunto. Aunque, con salvedades, seguramente se pueden extraer conclusiones aplicables a otros ámbitos.

    Coincido contigo en que falta información sobre las razones del cambio de retribución, pero mi entrada únicamente quería dar a entender el sinsentido del sistema propuesto. Me parece que políticamente se quiere vender como un logro político. ¿Aprobado general? Quizás que sea una forma de ir a pescar votos a un nuevo caladero.

    La idea que sugieres de participar en los partidos políticos no me gusta. Los partidos políticos no son democráticos en si mismos. Lo que hace falta es que la sociedad tenga vías para participar directamente en política, sin necesidad de un partido político por medio que, una vez tiene los votos, hace y deshace, según un programa político que nunca cumple.

    La única elección que tenemos los ciudadanos es el "pack" de ideas políticas al que queremos votar. Y sólo una vez cada cuatro años. Mis ideas no coinciden con las de ningún partido político, en unas cosas estoy de acuerdo con unos y en otras con otros, ¿qué opciones me quedan?

    Te doy la razón en que la entrada sobre la mejora del sistema democrático mezcla muchas cosas. No tengo una teoría desarrollada sobre el tema, lo que tengo son más bien muchas intuiciones. De todas formas, no creo que haya versión 1.1 en breve, el sistema político actual me desagrada profundamente, pero no percibo que haya una posibilidad razonable de cambio a corto plazo, con la sociedad más preocupada por lo que se dicen Zapatero y Rajoy que por el problema de fondo.

    Si te interesa el tema, te recomiendo Administración experimental: un modelo pragmático y participativo en Administraciones en red.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 19/10/06 10:31  

  • Sé que considerar a -toda- la universidad como mero almacén es una boutade pero, a día de hoy y en este país donde la distancia entre universidad y mundo empresarial es tan grande, es su primera función. Las otras de enseñar o ensañarse, esas son de orden secundario. La uni es un proyecto interesante que debe servir para aprovechar los mejores años de la primera juventud. Hoy ahora, la mayor parte de los centros universitarios (los más elitistas son otra historia) están poblados de personas que sólo buscan el título, no el importante esfuerzo que cuesta obtener una serie de habilidades. Así, la uni ofrece títulos. El reino de la oferta y la demanda. ¿no?

    Las opciones que quedan, en política, es crear tú mismo un proyecto político. Tú, naturalmente, en compañía de otros que piensen parecido, sientan similar impotencia y sepan que hay que hacerlo uno mismo para que funcione. Por otras entradas de este blog te desgañitas (adquiérase sólo el deje expresionista del verbo, por favor) para que la penya se deje de excusas y emprenda empresas. No sólo que emprenda proyectos empresariales sino que no ceje en su empeño, no se excusen ni en el gobierno, ni en el miedo, ni en el tiempo de Torrelodones... pero cuando llegas al ámbito político uno tiene la sensación de que te enrocas en creencias fútiles (véase el "la sociedad más preocupada por lo que se dicen Zapatero y Rajoy que por el problema de fondo") para no implicarte en proyectos políticos. Creo con sinceridad que si bien debieras revisar tus propias creencias (algo que hacemos los seres pensantes con cierta asiduidad) o bien extenderlas a otras áreas del pensamiento.

    Las encuestas nunca, nunca revelan la mínima preocupación por estos dimes y diretes. Los suspensos que los ciudadanos les otorgan (esos aprobados raspados con la proyección mediática que reciben son un suspenso clamoroso mal maquillado) todos los meses en las encuestas del CIS son claras. Y sus preocupaciones muy otras de la arena política: vivienda, paro, inmigración, carestía,...

    La mayor parte de las razones que argumenta para que se emprendan proyectos de negocios son perfectamente aplicables a la política (sí, otro negocio, pero no iba por ahí, de momento). El miedo que achacas a muchas personas para que no den el salto al vacío (o al relleno) y se busquen las habichuelas en las aguas bravas de montar una empresa, es el mismo que tú puedas tener.

    Aplicando tu propia prosa a este tema:
    "¿Por qué no dejas de quejarte de una vez y empiezas a hacer algo para variar?"

    Saludos

    Por Anonymous jorfasan. Fecha y hora: 19/10/06 13:59  

  • Creo que te contradices al dar importancia al alejamiento de la universidad y el mundo laboral, pero a la vez anteponer aprovechar la juventud a obtener el título.

    Si el único objetivo es preparar para el mercado laboral, lo que hacen falta son ciclos de FP más avanzados.

    Yo entiendo que la universidad debería aportar una formación más amplia, no orientada a un puesto concreto, si no a tener las habilidades que te permitan adaptarte.

    En cuanto a mis opciones, formar un partido político no es una. ¿Cuántos partidos políticos conoces que hayan conseguido poder para tomar decisiones importantes? ¿Y si te digo que hay cientos de partidos?

    Además, otro partido político no soluciona el problema, sólo lo perpetúa.

    Por otro lado, lo que yo defiendo es tener ideas que no tengan que encajar en el programa de un partido político. No quiero que me obliguen a comprar el pack completo. Quiero poder opinar sobre cada tema que me afecta.

    Con respecto a los negocios frente a la política hay una diferencia fundamental. Cualquiera puede montar un negocio y tener relativo éxito, hay millones de negocios. Sin embargo, sólo un presidente del Gobierno, que no tiene poder para cambiar el propio sistema, que se autoperpetúa.

    Participar en el sistema actual, no es una solución. Un cambio sólo se puede lograr desde fuera.

    Es cierto que la sociedad no se preocupa especialmente por lo que se dicen Zapatero y Rajoy, me expresé muy mal. Lo que quería decir es que eso es lo que se entiende por política. Nos quejamos de lo malos que son los políticos, pero hemos asumido que todas las decisiones deben estar en sus manos. Han conseguido que nos creamos que este sistema es el único que garantiza los derechos de los individuos y que los partidos son un elemento imprescindible de la democracia.

    La única forma que creo que hay de cambiarlo es hacer a la sociedad consciente, y ese no es un camino que se produzca de un día para otro. A mi juicio empieza por una educación completamente diferente y no controlada por el Estado.

    Y seguramente tienes razón en una cosa, puedo hacer más. Gracias por recordármelo.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 19/10/06 15:39  

  • Déjame hacer de mosca cojonera y decirte que aplicas un baremo a los negocios y otro a la política. En un caso la referencia es Zapatowski, en el otro no es Botíns ni Amancio Zara XD sino "tener relativo éxito. Bien en política también se puede tener relativo éxito (supongo que conocerás cientos de puestos intermedios de importancia). Lo que ocurre es que estamos obnubilados por el éxito puramente económico (a pesar de la indolencia que sueles comentar) y no vemos que la política se parece mucho a los negocios en que te permite transformar la realidad.

    Un amigo mío ha empezado ordenando, organizando y llevando a cabo proyectos en un entorno que era un tradicional grillero: su comunidad de propietarios. Y créeme, es política. Otra cosa es que no haya ideología o medios disparando flash. Es pura política. En su más pura esencia. Otro tema es que te apetezca, convenza, etcétera.

    Hay ámbitos donde puedes trabajar. Y sí, hay muchos partidos políticos y la labor de base hasta conseguir un mínimo relieve -no olvidemos que la transición española es un ejercicio de entregar el control de la política a una aristocracia de dirigentes de los partidos-pero los mecanismos están ahí para poder ser utilizados. Y, con un mínimo manejo de los medios, la proyección pública de un grupo muy activo políticamente puede ser muy potente. En el otro lado de la balanza hay que decir que la política está también trufada de auténticos peñazos como los soniquetes, digo las ideologías XD dominantes.

    Coincido contigo en que el peor problema es que nos hemos acostumbrado a delegar el poder político que es nuestro. Sí es nuestro. Repetir hasta que empiece a sonar como lo que es, consustancial a la democracia: nuestro. Y sí, debemos, ya que podemos, hacer algo más.
    Saludos.

    Por Anonymous jorfasan. Fecha y hora: 19/10/06 18:21  

  • Puedes hacer de mosca cojonera todo lo que quieras.

    En un caso las quejas son que no se pueden montar empresas, que no se pueden encontrar buenos trabajos... en el otro, es que el sistema político actual es detestable y habría que cambiarlo.

    No estamos comparando economía con política, estamos comparando moverse dentro del sistema económico con cambiar el sistema político. Supongo que queda claro que son cosas bastante distintas.

    Por otro lado, incluso comparando economía con política, en economía cualquiera puede montar una empresa y, si consigue llegar al mercado, tener éxito. En política, no importa lo bueno que sea tu producto, tienes que pasar por el filtro de un partido. Y los partidos no destacan por ser instituciones meritocráticas.

    Evidentemente, si por política te vas a la comunidad de propietarios, te diré que he practicado mucho la política trabajando en una multinacional. Y la detesto tanto con la otra, un sistema en el que lo que importan son filias y fobias personales, no los méritos de cada uno. En ese sentido, el mercado es mucho más democrático.

    En cuanto a lo de trabajar en labor de base e ir creciendo desde dentro del sistema político, ya he dicho antes que creo que eso no sirve si lo que quieres es cambiar el propio sistema.

    Conseguir ser yo quien tome las decisiones en vez de que sea otro, no soluciona el problema de fondo.

    Creo que reclamar que el poder político sea devuelto a la sociedad, sólo se puede conseguir empezando por cambiar la educación que reciben los niños.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 19/10/06 20:02  

Publicar un comentario

« página principal