El blog de Jaizki

11 agosto 2006

¿Quién tiene la culpa del precio de la vivienda?

Hace unos años, con los préstamos a plazos mucho más cortos, algunos empezaron a preferir hipotecas a tipo variable en vez de a tipo fijo porque los tipos estaban bajando. A los bancos les venía bien porque eliminaban el riesgo que les supone un tipo fijo -con un tipo variable siempre ganan su diferencial, con uno fijo podrían llegar a perder-. Todos contentos.

Así que empezaron a llegar al banco las jóvenes parejas, que querían una casa estupenda para toda la vida. Y para saber a qué casa podían aspirar, preguntaban al banco cuánto podían pedir prestado con su sueldo. Si podemos pagar 700€ al mes, ¿cuánto me dais? 127.000€ a 20 años. Pero máximo, el 80% del valor de la casa. Así que, contando con el 20% en cuenta vivienda o con ayuda de los padres, se podían meter en una casa de 160.000€.

Entonces empezaban a buscar casa, y veían que todas las nuevas costaban 200.000€ o más, así que iban a mirar las vivienda de segunda mano. Algún propietario había pensando que, si podía vender su casa por 120.000€, entonces podría cancelar su hipoteca y meterse en una casa nueva de 200.000€. Todo solucionado. La joven pareja pedía los 127.000€ para comprar el piso, y con sus ahorros compraba los muebles y el coche nuevo, el anterior dueño compraba su piso nuevo, el constructor y el promotor conseguían su beneficio, el banco conseguía dos hipotecas a 20 años, y todos contentos.

Pero, tan fácil se vendían las casas de 200.000€ que los constructores y promotores pensaron que podrían ganar más. Y los ayuntamientos decidieron que era una buena forma de financiarse. Así que los ayuntamientos pidieron más a los constructores y promotores por el suelo y, además, les pidieron hacer un parque por cada promoción. Sin problema, se subía el precio de las casas, y todo cubierto.

Ahora, los propietarios que querían una casa nueva, ya no llegaban con 200.000€, necesitaban 300.000€. Pero el banco vino a ofrecerles la solución, si se endeudaban a 30 años, y no a 20, les prestaría 170.000€. Para poder cubrir su hipoteca pendiente y comprar la nueva casa, tenían que vender la antigua por 170.000€. Entonces el banco también ofrecía la misma solución a la joven pareja, si se endeudaban a 30 años, les prestaría 170.000€, y con su ahorros y ayuda de sus padres, se podrían meter en esa casa de segunda mano de 210.000€. Y lo hacían. La joven pareja pedía los 170.000€ para comprar el piso, y con sus ahorros compraba los muebles y el coche nuevo, los antiguos propietarios compraban casa nueva, el ayuntamiento conseguía su parque, el constructor y el promotor su beneficio, el banco sus dos hipotecas a 30 años, y todos contentos.

Pero, tan fácil se vendían las casas de 300.000€ que los constructores y promotores pensaron que podrían ganar más. Y los ayuntamientos decidieron que era una buena forma de financiarse. Así que los ayuntamientos pidieron todavía más a los constructores y promotores por el suelo y, además, les pidieron hacer dos parques por cada promoción. Sin problema, se subía el precio de las casas, y todo cubierto.

Ahora, los propietarios que querían una casa nueva, ya no llegaban con 300.000€, necesitaban 400.000€. Pero el banco vino a ofrecerles la solución, si se endeudaban a 40 años, y no a 30, podrían tener 197.000€. Para poder cubrir su hipoteca pendiente y comprar la nueva casa, tenían que vender la antigua por 220.000€. Entonces el banco también ofrecía la misma solución a la joven pareja, si se endeudaban a 40 años, tendrían acceso a 197.000€, y con su ahorros y ayuda de sus padres, se podrían meter en esa casa de segunda mano de 250.000€. Y lo hacían. La joven pareja pedía los 197.000€ para comprar el piso, y con sus ahorros compraba los muebles y el coche nuevo, los antiguos propietarios compraban casa nueva, el ayuntamiento conseguía sus dos parques, el constructor y el promotor su beneficio, el banco sus dos hipotecas a 30 años, y todos contentos.

Y estando todos tan contentos, llegó el BCE, un señor muy malo que subió los tipos de interés 2 puntos en dos años pensando en las economías europeas importantes: Francia, Alemania e Italia -Reino Unido va por libre-. Y los que tenían la hipoteca a 20 años, en vez de pagar 700€ tuvieron que pagar 828€; y los que la tenían a 30, 885€; y los que la tenían a 40, 935€.

Y muchos tenían que quitar de otros gastos, y la economía empezó a ir mal, y las empresas despidieron gente, y algunos ya no podían pagar la hipoteca, y el banco subastaba sus casas... y todos le echaban la culpa al Estado, y a los constructores, y a las promotoras, y a los ayuntamientos, y a los especuladores... pero ni uno pensó, que si hubieran hecho cuentas antes de meterse, igual se habían percatado de que endeudarse a tipo variable a 30 ó 40 años era muy arriesgado.

Todo esto me ha venido a la cabeza a cuenta de la entrada anterior: ¿A quién le echamos la culpa?. Como sociedad consideramos que en la subida del precio de la vivienda somos las víctimas indefensas de los especuladores, los constructores, las promotoras, los políticos corruptos y quién sabe quién más. Nosotros somos víctimas y el Estado debería solucionar el problema, nosotros no podemos hacer nada y no somos para nada responsables de la situación actual.

Sin embargo, considero que, sin quitar ninguna responsabilidad a todos los actores antes mencionados, la inexistente cultura financiera y el nulo interés en adquirirla de los compradores han sido tan responsables como todos los demás factores.

Etiquetas: ,

enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

View blog reactions | Blogs que enlazan esta entrada

8 comentarios:

  • Muy interesante el análisis que haces, Jaizki, y estoy de acuerdo en casi todo lo que dices. Sin embargo creo que hay algunas cosas que añadir.

    En primer lugar, en el sistema económico de libre mercado que tenemos, cuando el precio de un bien se incrementa sólo puede ser por un exceso de demanda o por una reducción de la oferta.

    En el caso de la vivienda, teniendo en cuenta que llevamos ya 5 años contruyendo cada año las mismas viviendas que Francia, Alemania e Italia juntas, es evidente que no se ha producido un problema en la oferta, sino que se ha incrementado muchísimo la demanda.

    Y, ¿por qué? Hay dos tipos de demandantes de una vivienda: quien la quiere como un bien para invertir, y quien la quiere como un bien para poder vivir.

    En los últimos años se ha producido un crecimiento inmenso de los inversores en vivienda, especialmente personas que salieron escaldadas del estallido de la bolsa con las puntocom y de las bajas rentabilidades de los años siguientes, extranjeros que adquieren una segunda residencia (en los primeros cuatro meses del 2006, a pesar de ser un 16% menos que en el 2005, los extranjeros invirtieron 1.458 millones de euros en viviendas en España), y en general personas que ven en el "ladrillo" una salida a sus ahorros, que en los bancos no rendían apenas nada.

    Todas estas personas han efectuado sus compras desde el punto de vista de inversores y han entrado en el mercado porque las condiciones eran favorables y están empezando a salir porque la bolsa da más rentabilidad y porque los tipos suben y eso significa que hay otros productos más atractivos.

    Por otro lado, tenemos a todas las personas que han adquirido una vivienda porque la necesitaban para poder vivir (es decir, como vivienda habitual) Este tipo de demandante ha crecido también exponencialmente por una combinación de dos factores: 4,5 millones de inmigrantes y la disminución a la mitad de la media de personas que viven en cada casa (por el incremento de la esperanza de vida, porque ya nadie quiere quedarse a vivir con los padres, porque cada año hay 150.000 divorcios, porque cada vez hay más personas que viven solas, etc, etc)

    Para todas estas personas, la adquisición de la vivienda no era una opción, era una necesidad y han tenido que pagar lo máximo que sus economías familiares les han permitido, que ha sido bastante debido a los bajos tipos de interes y a un largo período de bonanza económica.

    En definitiva, se ha producido un cocktail explosivo: incremento brutal de la demanda por inversión y por necesidad y dinero barato. A partir de ahí, un mercado sin ninguna regulación produce las perversiones que hemos visto en estos años.

    (Por cierto, el tema del alquiler es muy interesante sobre el papel, pero en la práctica, la realidad es que no hay oferta de este tipo de viviendas, lo que impide que puedan considerarse como una opción real para la mayor parte de la población)

    Por Anonymous Pablo Aretxabala. Fecha y hora: 11/8/06 23:43  

  • Muchas gracias por tu comentario, Pablo.

    Efectivamente, hay una serie de factores adicionales a los comentados en mi entrada, y que expones perfectamente.

    Estoy completamente de acuerdo en que se han unido todos ellos multiplicando el efecto que cada uno habría tenido por separado: tipos de interés bajos, inmigración, nuevos modelos de familia, emancipación de la generación más numerosa...

    Sin embargo, con todo ello, sigo pensando que la fe en que la vivienda nunca baja y que es una inversión excelente, unida a una incultura financiera que no se busca reducir, han sido factores clave.

    Que puedas pagar una cantidad en un momento dado, no significa que puedas endeudarte a tipo variable a 35 años. Si las cosas vienen mal dadas, te puedes encontrarte con una casa subastada. Y, en ese caso, seguramente te des cuenta, demasiado tarde, de que la "inversión" no era tan buena como te la planteaban.

    En cuanto al alquiler, si y no. Es cierto que la oferta es escasa, pero no es menos cierto, que no hay demanda. Si alquilar empieza a ser negocio, seguro que saldrían casas para alquilar, en Madrid las hay. El problema es que la relación entre la rentabilidad por alquiler y el precio de la vivienda están completamente descompensados.

    La rentabilidad que se le puede sacar a un piso en alquiler en Bilbao es del 2%-3%. Antes que comprar un piso para alquilar, cualquier inversor metería el dinero en letras del tesoro que no dan problemas. La rentabilidad mínima para que compense alquilar sería un par de puntos por encima de las letras del tesoro.

    Por supuesto, si compras un piso contando con la revalorización, tampoco te interesa alquilar. A cambio de un 2%-3% te arriesgas a no poder vender durante los 5 años del contrato, lo que te puede impedir rentabilizar tu inversión. Especialmente con subidas anuales superiores al 10%.

    Me maravilla escuchar a la gente decir que le sale más caro alquilar que pagar la hipoteca, si yo encontrase esas oportunidades me plantearía comprar para alquilar.

    Creo que el problema es que, demostrando la incultura financiera de la que hablaba antes, no se consideran algunos factores claves. Se compara sin tener en cuenta que al comprar hay que poner un 20% por adelantado (suponiendo que te financias en el banco), que te atas por un larguísimo periodo de tiempo, que no puedes cambiar fácilmente de vivienda si cambian tus necesidades (pareja, trabajo, hijos...), que tienes que pagar impuestos, que tienes gastos de comunidad, que las derramas son por tu cuenta...

    Resumiendo, que el alquiler puede ser una opción tan válida como la compra, y de hecho lo es en toda Europa. El caso es que nosotros nos hemos empeñado en que aquí no lo sea.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 12/8/06 00:24  

  • Estoy de acuerdo contigo en todo, excepto en el tema del alquiler.

    Yo creo que en esta cuestión, el problema radica en que no hay cultura de alquiler, pero especialmente por parte del propietario de la vivienda. Me explico: si yo compro una vivienda como inversión, puedo esperar obtener una ganancia por la mera revalorización de la vivienda (si es que esta se produce), que es lo que hace la mayor parte de la gente. Sin embargo, puedo poner esa vivienda a producir, es decir puedo generar valor directamente con la vivienda, poniendola en alquiler.

    Es como si compro una parcela de terreno agrícola: es probable que dentro de x años, se haya revalorizado por si sóla, pero además puedo poner a producir ese terreno y obtener un mayor (y más seguro) beneficio.

    El problema es que el que alquila una casa no lo ve como otro negocio cualquiera, en el que hay unos ingresos (renta del inquilino) y unos gastos (mantenimiento de la vivienda, arreglo de desperfectos por el uso, etc) y unos riesgos (impagos, pleitos, desahucios, etc)Descontando gastos y riesgos de los ingresos nos da el beneficio del negocio. Sin embargo, normalmente el propietario que alquila pretende que la renta que paga el inquilino sea su beneficio, integramente, y todo lo demás lo considera como problemas.

    En definitiva, no hay "espiritu empresarial" entre los propietarios de viviendas, y por eso el alquiler privado no tiene futuro más que de la mano de sociedades dedicadas al negocio (que lo es, y muy rentable) del alquiler.

    Por Anonymous Pablo Aretxabala. Fecha y hora: 12/8/06 01:01  

  • Pablo, coincido contigo en que no hay cultura del alquiler, ni en la parte del arrendador ni en la del inquilino. Ninguno de los dos suele entender el negocio del alquiler.

    También coincido en que no hay espíritu empresarial, no sólo entre los propietarios de viviendas, si no en general.

    Pero, la comparación con la parcela agrícola falla en algo importante. Ten en cuenta que la demanda de vivienda ha hecho que tener un piso vacío sea más interesante que tenerlo alquilado. Alquilarlo significa en primer lugar trabajar, además supone tener problemas, no poder venderlo mientras el inquilino tenga contrato (5 años si no se va antes)... Mientras la vivienda suba más de un 10% al año sin hacer nada, ¿para qué tomarse molestias?

    Todo esto no quita para volver a lo que te comentaba antes, con los precios actuales de las viviendas, el alquiler no es negocio. Lo es en Madrid y Barcelona, porque hay demanda de gente que va temporalmente, pero, por ejemplo en Bilbao, no lo es.

    Es la pescadilla que se muerde la cola, mientras haya demanda de compra y no de alquiler, no habrá gente profesional que se quiera meter a comprar para alquilar. Te aseguro que yo lo haría encantado, pero la rentabilidad-riesgo tendría que justificarlo y, a día de hoy, no lo hace.

    Comprar un piso de 240.000€ para sacarle 650€, suponiendo que esté 1 mes al año vacío y que no haya impagos -que es mucho suponer-, representa menos de un 3% de rentabilidad. Menos que una letra del tesoro, inversión a corto plazo sin riesgo.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 12/8/06 01:36  

  • Hola a todos!

    Me gustaría apuntar, con respecto al primer comentario de Jaizki rspecto al tema del alquiler, que no debería maravillarte tanto la percepción que tiene la gente acerca de que sea más caro un alquiler que la hipoteca en sí...

    Como sufrido arrendatario de un piso de 34 m2 por 600€ al mes (no es una locura, es que vivo en Donosti) comprenderás lo cerca que estoy, qué digo cerca, el tiempo que hace que percibí, que el precio de los alquileres en este país es tan desmesuradamente alto que no puedes evitar pensar: "Total, por un poco más, me meto en la hipoteca y por lo menos tengo MI piso..."

    Aunque nominalmente la cuota del alquiler sea menor y no tenga gastos fiscales (aunque la costumbre universalmente generalizada de subir anualmente la cuota mensual con el IPC en estos tiempos de inflación al 4% es una GRAAAAAN PUTADA) la percepción de valor que da la propiedad, unido al vicio cultural de considerar que el dinero invertido en alquilar una vivienda es "dinero tirado" (lo sufro a diario por parte de mi amada novia y queridos suegros) hace que la perspectiva de la vivienda en propiedad sea algo deseado por todos...

    Tengo la suerte de tener amigos en varios paises europeos, y si la cuota de mercado del alquiler es mayor, bajo su propia percepción, no es por razones culturales, de flexibilidad laboral, etc... sino, porque, sencillamente, ES MAS BARATO...

    Pero eso que comentabas de forma irónica de comprar una vivienda para alquilar es, por desgracia para los sufridos arrendatarios, lo que hace mucha gente, que aspira a pagar la cuota de su hipoteca con el alquiler del piso (su anterior vivienda ya pagada o su futura residencia mientras sigue viviendo en casa con sus papis)... en fin, el cuento de nunca acabar...

    También añadir una puntualización, y es que, con respecto a la subida del precio de las viviendas, los ayuntamientos no suben el precio de ningun suelo, porque os sorprendería el poco (en terminos generales) del que disponen, sino que son los propietarios del suelo (que al fin y al cabo estan dentro del mercado y también responden a sus leyes) los que lo hacen... la responsabilidad de los ayuntamientos recae en las tremendas facilidades que han dado a los promotores para edificar, debido a que la construcción si es el mayor factor de ingresos de los ayuntamientos, pero en concepto de tasas e impuestos, que son fijos, así que solo pueden aumentar ingresos favoreciendo un incremento de la construcción, y eso como se consigueeee... tacháááán con las tristemente conocidas recalificaciones, ampliaciones de los Planes Generales de Ordenación Urbana, etc, etc.... que no son instrumentos arteros, oscuros y sospechosos, sino medios a los que tampoco pueden renunciar alegremente porque son el unico modo de que disponen para disponer de suficiente terreno urbanizable para evitar una caida en la oferta que redundaria en una subida (aun mayor) de los precios...

    Pero yo es que hace tiempo que dejé de creer que el mercado español de la vivienda se mueva por las leyes puras del mercado, sino que vive una situación propia de la estupidez puramente autóctona de la que gozamos en este país (Jaizki por favor corrigeme si me equivoco)

    En fin, me voy por ahi a echar la pota...

    Por Anonymous Alberts. Fecha y hora: 13/8/06 11:24  

  • Alberts, muchas gracias por comentar.

    No conozco el mercado del alquiler en Donosti pero, en cualquier caso, sería importante saber cuánto costaría comprar ese piso para poder poner esos 600€ en contexto.

    El "por un poco más" compro el piso, parte de suponer que la cuota mensual va a crecer al ritmo del IPC a lo largo de 30 ó 35 años, lo cual es imposible de predecir. Y, en cualquier caso, poco probable partiendo de tipos de interés en mínimos históricos.

    Con una hipoteca a Euribor + 0,5% a 30 años, pasar de un Euribor al 2% a uno al 4%, supone una subida del 27% en la cuota mensual. ¡Quéjate tú del IPC!

    Como ya he comentado, la diferencia con Europa es la pescadilla que se muerde la cola, mientras todos quieran comprar y no haya demanda, no compensará ofrecer vivienda de alquiler. Nadie invertirá en vivienda para alquilar si no va a ganar una rentabilidad notablemente superior a la que puede sacar en el banco sin ningún riesgo. Si haces números en otros países con el coste de sus viviendas y el precio de sus alquileres, verás que los alquileres no son más baratos porque hagan obra social.

    Quien compra una casa y espera pagar la hipoteca con el alquiler, se la está jugando y puede pillarse los dedos. La cuota de tu hipoteca puede subir un 27%, pero no esperes poder repercutírselo al inquilino, si tienes uno tendrás que esperar 5 años para poder subir más que el IPC. Y, eso sin contar con que, lo normal, es que no tengas siempre la casa ocupada.

    Hay inquilinos que saben que los dueños están en esa situación y que necesitan el importe del alquiler para cubrir la hipoteca. En ese caso, algunos amenazan con irse si les suben el IPC. El arrendador, estando tan pillado, no suele tener más remedio que asumir que más vale tener un inquilino que paga poco pero bien, que la casa vacía.

    En cuanto a lo de los ayuntamientos, me temo que si que afectan al precio suelo. No solo por el terreno que les tiene que ceder el promotor, si no por la urbanización de ciertas zonas que exigen.

    El cuento de que son los propietarios del suelo los que se lucran me sienta especialmente mal porque mi familia ha sufrido las injustas leyes que existen al respecto.

    Al menos en Barakaldo, si el ayuntamiento saca un plan urbanístico, y la promotora alcanza la propiedad del 51% del terreno, el resto lo puede comprar a justiprecio. Una especie de robo legal a los dueños del terreno.

    Eso sin contar que te pueden recalificar el terreno para parque, expropiártelo y a los 10 años venderlo para hacer viviendas. O expropiar un terreno para VPO. O reparcelar un terreno dejando para las promotoras la zona de creación de vivienda libre y para los propietarios la de VPO.

    Y si alguien no se lo cree, que se pase por Barakaldo y se lo cuento.

    En cuanto a que haya que seguir construyendo para que los pisos no suban más, creo que no es del todo cierto. Hay suficientes viviendas, el problema es que están vacías. Si hubiera demanda de alquiler, seguramente muchas saldrían al mercado.

    En ese sentido, me parece muy interesante la iniciativa del departamento de vivienda del Gobierno Vasco de hacer de intermediario entre el propietario y el inquilino, garantizando al primero el cobro de un alquiler y ofreciendo al segundo un alquiler a medida de sus posibilidades. Desgraciadamente, tampoco parece que eso haya animado a alquilar.

    Creo que las leyes del mercado se están cumpliendo. A mayor demanda, mayor precio. Lo que no quita para que esté de acuerdo contigo en que esa demanda exagerada es en buena medida consecuencia no ya de la estupidez, si no de la absoluta carencia de conocimientos financieros de la población, y su nulo interés en adquirirlos.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 13/8/06 14:21  

  • Por la parte que me toca, agradezco el comentario de Jaizki sobre el programa de movilización de vivienda vacía del Gobierno Vasco (Bizigune), que estamos gestionando desde VISESA.

    La verdad es que es un programa que ha tenido una gran aceptación y que ha puesto en el mercado casi 3.000 viviendas en tres años. Para que os hagáis una idea, en el periódo 2002-2005, el alquiler protegido (incluido Bizigune) suponía el 70% de toda la oferta de alquiler en la CAV.

    En cuanto al tema del suelo, yo sí creo que los propietarios del suelo son los que más ganan en el proceso de construcción de una vivienda, y además ganan dinero sin hacer absolutamente nada, sin añadir ningún valor al bien que poseen: la única transformación que se produce es la de su calificación urbanística, lo cual corresponde a la Administración. Personalmente creo que toda la plusvalía (y no sólo un 10% como sucede ahora) que obtiene un propietario del suelo con una recalificación debiera ir destinada a las arcas públicas.

    En cualquier caso, aclarar que los grandes especuladores de suelo son las propias promotoras y constructoras, y no tanto los particulares. También algunos Ayuntamientos se han dedicado a subastar el suelo que poseían, incrementando así enormemente el precio de las viviendas en su municipio.

    Por Anonymous Pablo Aretxabala. Fecha y hora: 13/8/06 18:19  

  • Pablo, no pensaba que el programa había tenido tanto éxito, me alegra oírlo. Espero que sirva para incentivar una alternativa que considero mucho más justa y lógica que la VPO.

    En cuanto al suelo, mi experiencia es que a mi familia le han robado legalmente terreno para construir miles de viviendas sin recibir prácticamente nada. Por supuesto, puedes ir a juicio, para que te digan en el ayuntamiento que vas a perder y que sus abogados los pagas tú con tus impuestos.

    Que el particular se quede con el 90% de la plusvalía de la recalificación apenas ocurre en la realidad. Eso sólo pasa con las promotoras y los que tienen muy buenos "contactos" en el ayuntamiento.

    Personalmente creo que quitar el suelo a sus legítimos dueños para edificar va en contra del derecho a la propiedad privada. El propietario debería tener derecho a decir si quiere vender o no, y en qué condiciones hacerlo.

    Decir que es legítimo expropiar para VPO u obligar a vender para hacer un plan urbanístico, me parece un robo legal. Por la misma regla de tres se debería poder expropiar chalets para hacer VPO, o expropiar viviendas viejas. En este último caso, lo que se hace es cambiarles metro por metro con casas nuevas. ¿Por qué el propietario de un terreno es legalmente el más perjudicado?

    Mi tío abuelo tenía en Barakaldo una estupenda finca en la que cultivaba vides y tenía una producción de txakoli bastante respetable. A pesar de estar en el centro de Barakaldo estaba calificado como terreno rural, por cuestiones de la época franquista. Él no quería vender, sólo quería seguir con su vida, haciendo su txakoli. El ayuntamiento metió el terreno en un plan urbanístico para construir VPO, vendidas por una promotora a dedo –con lo que eso suele significar–. Le pagaron el suelo a 36€/m2 cuando su valor real era seguramente 10 veces superior. Él intentó hacer todo lo que estaba legalmente en su mano para detener el atropello, pero la constructora con la connivencia del ayuntamiento, entro con la maquinaria y destrozó todas las vides. Poco después de quedarse sin la finca, a la que dedicaba todo su tiempo, se murió. A día de hoy, el caso está en el supremo de mano de sus herederos.

    Pero, aunque parezca mentira, hay cosas todavía más sangrantes, a su hermana, mi abuela, le tienen retenido en reserva del ayuntamiento un terreno desde hace años. No puede venderlo pero como es suyo tiene que pagar impuestos por él. Ahora lo han reparcelado dejando para las promotoras la parte de construcción de vivienda libre y para los propietarios particulares, la zona de VPO. De paso han hecho una carretera y a mi abuela le han cobrado hasta el momento más de 18.000€ por la urbanización de su terreno. Ese que no puede vender.

    Y podría seguir contando, pero prefiero dejarlo porque cuando sale el tema de lo mucho que ganan los dueños del terreno se me hincha mucho la vena.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 13/8/06 22:46  

Publicar un comentario

« página principal