El blog de Jaizki

11 agosto 2006

Hipotecas a tipo variable pese a la subida

A través de Romanza me enteré de que Adicae recomienda las hipotecas a tipo variable pese a la subida.

Me da la impresión de que el periodísta que lo escribió se quedó con un titular estupendo, pero no con la explicación completa.

El presidente de Adicae, Manuel Pardos, pidió hoy a los consumidores que no cambien sus hipotecas a un interés de tipo fijo pese a la subida del precio del dinero, porque eso supondría 'encarecerse la hipoteca uno mismo'.

Está claro que al pasar de un tipo variable a uno fijo siempre subirá la cuota. Por un lado, el tipo fijo siempre será más alto que el variable en un momento dado (es el precio que cobra el banco por asumir el riesgo de una subida mayor) y, por otro lado, la duración de la hipoteca será menor (ningún banco se arriesgará a una hipoteca de tipo fijo a 35 ó 40 años).

Sin embargo, si los tipos van a seguir subiendo, pasar a un tipo fijo es una forma de asegurar que no vas a tener problemas para pagar tu hipoteca en el futuro. Entonces, ¿por qué recomienda no pasarse a tipos fijos?

Pardos afirmó en declaraciones a Europa Press que la subida de tipos pone en peligro a un gran número de familias que 'han ajustado sus hipotecas al máximo de lo que podían pagar', y acusó a las entidades bancarias de mantener una 'política agresiva' de concesión de créditos mediante todo tipo de facilidades.

Si ya estás al límite de lo que puedes pagar, cambiar a una hipoteca a tipo fijo sólo va a acabar de hundirte.

Ya que lo normal es tener más deudas que la hipoteca, lo que puedes hacer es: analizar tus gastos y recortar aquellos que sean prescindibles. Con lo que ahorres al mes, deberías ir liquidando todos los préstamos a corto plazo que tengas y que también pagas todos los meses. Siempre hay que empezar por aquellos que tienen unos tipos de interés más altos: tarjetas de crédito, créditos de consumo, préstamo del coche...

Si no te llega ni para hacer eso, puedes pedir una ampliación de tu hipoteca en tu propio banco, o pedir una segunda hipoteca. Con ese dinero podrías cancelar algunas de tus deudas a corto plazo. Empezando siempre por aquellas con tipos de interés más altos. Ten en cuenta que la deuda no se está reduciendo, sólo se alarga en el tiempo, así que no te imagines que es una solución milagrosa.

Si tu banco no te concede la ampliación de la hipoteca, tienes dos soluciones: vender la casa e irte una más barata -o irte de alquiler-, o ir a un intermediario financiero para reunificar (o refinanciar) tu deuda. Esta última consiste en juntar todos tus créditos en uno solo vinculado a tu casa, estarás convirtiendo toda tu deuda a corto plazo en deuda a muy largo plazo, eso te permitirá respirar, pero como en el caso de la ampliación de la hipoteca, no elimina tus deudas, sólo las atrasa en el tiempo. Además, puede tener un coste bastante elevado, tanto en las comisiones de cancelación de los préstamos como en los honorarios del intermediario.

En cualquier caso, no intentes solucionar tus problemas financieros endeudándote más. Recuerda que el primer paso para salir de un agujero, es dejar de cavar.

En este sentido, el presidente de Adicae exigió al Gobierno que procese una ley contra el sobre endeudamiento de las familias, y pidió a los usuarios, que aún no han accedido a una vivienda, que no sigan comprando pisos a cualquier precio.

Me temo que ya es tarde para evitar el sobreendeudamiento, después de multiplicarse por 3 desde 1998, se ha alcanzado un Nuevo récord histórico de la deuda de las familias: 700.000 millones, el 80% del PIB.

Sin embargo, coincido plenamente en que los que todavía no se han metido a comprar vivienda, deberían hacer unos cuantos números antes de comprar, y si optan por un tipo variable, deberían tener muy claro cuales serían las cuotas a las que tendrían que hacer frente si los tipos de interés subiesen un par de puntos más en los próximos años. En los 30 años o más de duración de una hipoteca, los tipos de interés pueden cambiar mucho, y no siempre para bien.

Etiquetas:

enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

View blog reactions | Blogs que enlazan esta entrada

2 comentarios:

  • Pues yo estoy de acuerdo en que siempre interesa mas un tipo variable. El fijo que te ofrecerá el banco siempre será bastante superior al que consigues en ese año en variable y solo con los intereses de mas que pagas en los primeros años puedes hacer amortizaciones parciales y reducir la deuda para cuando llegue una hipotética subida y como bien dice en este artículo, el plazo siempre será bastante menor con lo que hace prácticamente imposible contratar un fijo por la cuota tal alta que nos saldría.
    En todo caso, podemos tomar la opción de hacer un mixto, 5 años fijos y el resto variable.
    Puedes obtener algunos consejos aqui para Solicitar hipotecas
    o si has pensado en conseguir algo de dinero o liquidez en Reunificación de deudas

    Por Anonymous Hipoteca cambio de casa. Fecha y hora: 8/6/07 17:30  

  • Como indico en la entrada, una hipoteca a tipo fijo será siempre más cara que el equivalente en tipo variable en un momento dado. Por eso, la capacidad de endeudamiento será menor.

    Sin embargo, no creo en absoluto que el tipo variable sea necesariamente mejor que el fijo. Supone asumir nosotros el riesgo de tipo de interés, para bien o para mal.

    Contratar una hipoteca a tipo de interés variable en la que la cuota sea la máxima que admite el banco -hasta el 40% de los ingresos totales- es jugar con fuego.

    Una persona que hubiera contratado una hipoteca a tipo fijo hace tres años no estaría ahora temblando con cada subida del Euribor.

    Obviamente, tiene mucho más sentido un tipo fijo cuando los tipos de interés están en mínimos que cuando llevan dos años subiendo sin parar. Por eso, no me parece el mejor momento para pedir una hipoteca a tipo fijo o mixto.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 8/6/07 21:44  

Publicar un comentario

« página principal