El blog de Jaizki

12 octubre 2006

La culpa es del mercado laboral

Siguiendo la línea -polémica- de entradas como: Que lo hagan los ricos, Excusas, excusas, excusas..., Eso es cosa del Gobierno o Responsabilidad, en las que reclamo que dejemos de echar balones fuera y nos hagamos responsables de nuestros actos, hoy le toca el turno al mercado laboral.

Día sí y día también, toca oír hablar de lo mal que está el mercado de trabajo, de lo mal que se paga a los jóvenes, de la inestabilidad laboral, de lo malas que son las empresas y lo mucho que explotan a sus trabajadores... Y seguramente todo ello sea verdad, pero esas mismas empresas se pegan por el famoso talento. Gente que ofrece algo diferente.

Tal y como yo lo veo, si estás en una mierda de trabajo unos meses, es culpa del mercado laboral. Si estás en una mierda de trabajo unos años, la culpa es tuya. Deja de llorar y empieza a preocuparte de tener valor en el mercado. Y no me cuentes que no hay trabajo porque has enviado 200 currículos y no te han contestado. Como decía Einstein:

No hay nada más estúpido que hacer lo mismo y esperar resultados diferentes.

El mercado laboral es un mercado y tú eres un producto, cuanto antes descubras tu valor y aprendas a venderte, tanto mejor para ti. Seguro que en Marca Propia puedes aprender algo al respecto.

Y si te crees que esto no va contigo, que tú ya tienes un buen puesto y que te vas a jubilar en él, te recuerdo que la estabilidad laboral es un mito, y cuando antes dejes de creer en cuentos de hadas, antes podrás empezar a trabajar en tu empleabilidad para cuando vengan las vacas flacas.

Etiquetas:

enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

View blog reactions | Blogs que enlazan esta entrada

28 comentarios:

  • He conocido gente que siempre fue muy dispuesta, no necesariamente hábil. Gente muy activa, no necesariamente muy rápida. Gente con muchas ganas que las cosas salieran bien y se hicieran, no necesariamente muy inteligente.

    También he conocido lo contrario, gente con pocas ganas de hacer cualquier cosa o que eso "no era para ellas", bastante pasivas o más bien espectadoras, gente muy brillante pero que no podían hacer que una rueda girara.

    Uno de estos grupos de gente nunca, nunca le faltó trabajo. Me imagino que sabrás cuál.

    A mi personalmente me gusta trabajar con gente como las del primer grupo.

    Por Blogger Juan Manuel Tapiola. Fecha y hora: 12/10/06 21:31  

  • A mi me sigue maravillando que cuando doy consejos en mi blog sobre como redactar un curriculum o encarar una entrevista haya gente que diga que preferir a alguien que viene bien vestido, redacta un curriculum correcto y se preocupa por conocer el mercado es discriminar...O los que "pasan" de todo lo que suponga un esfuerzo de adaptación, formación o crecimiento con las excusas más peregrinas : Porque no lo necesitan, porque lo importante es la persona, porque ellos son así de auténticos, porque "eso es una chorrada que no sirve para nada"...

    En fin, supongo que, en el mejor de los casos, pertenecen al segundo grupo que comenta Juan Manuel...

    Por Anonymous Angel M.. Fecha y hora: 12/10/06 21:47  

  • "El mercado laboral es un mercado y tú eres un producto"

    Qué pena, ¿no?

    Que en vez de colaborar entre personas hablemos de "vendernos como productos".

    Entiendo lo que dices, en parte lo comparto, pero la expresión "tú eres un producto", no sé por qué -o sí, quizás sí lo sé- me hace daño al oído, me hiere al leerla.

    Por lo demás, estoy contigo -y con Einstein-; quien espera consecuencias distintas proporcionando los mismos datos de entrada está abocado al fracaso.

    Por Anonymous fernando mh. Fecha y hora: 12/10/06 22:02  

  • Fernando:

    Aunque sea una bonita y romántica idea la de la colaboración y el "buen rollo", la realidad es que las empresas se crean y se mantienen por fines mucho más prosáicos.

    Dicho de otra forma: Las empresas no te otorgan el derecho a un puesto de trabajo. Te lo tienes que ganar tú. Probablemente los valores que defiendes (colaboración, trabajo en grupo) sean de mucho peso para que te escojan a tí y no a otro, pero tendrás que venderlos: La persona que te evalue no los va a percibir por ciencia infusa.

    ¿Es esto amoral o triste? No creo. Se trata de negocios. El que piense que una empresa trata de algo que no sean negocios se está equivocando o ha escuchado a demasiados técnicos de Recursos Humanos... ;-)

    Perdonadme, hoy tengo el día pelín despiadado... :-/

    Por Anonymous Angel M.. Fecha y hora: 12/10/06 22:22  

  • El mercado laboral es un sistema. Desde un punto del sistema a veces suena la flauta y descubres una palanca para provocar grandes convulsiones. Pero, lamentablemente, es excesiva la simplificación de que la persona depende de sí misma. Desde luego que es mucho mejor que se va con capacidad y adopte una postura activa ante su vida, pero el mercado laboral es mucho mercado. Para lo bueno y para lo malo.
    Acabo de escribir un post en el que hablo de la transformación. Añadiría a lo que dice Jaizki, que el mercado laboral, está ahí para transformarlo... en algo más justo. Si no persigues ese objetivo, perpetuas la mierda que todos vemos.

    Por Blogger Julen. Fecha y hora: 13/10/06 06:51  

  • Excelente comentario, Juanma. Efectivamente, a la larga, las ganas, son el factor más importante. Aunque, evidentemente, no son el único.

    Angel, el tema de los currículos y la entrevista darían para escribir una novela, es increíble lo poco que se preocupa la mayoría de los que dicen buscar empleo por estos temas.

    Claro que, el currículo y la entrevista, siendo muy importantes, no dejan de ser la forma de presentar una carrera orientada a un objetivo. Como decía Plantón: "No hay viento favorable para quien no sabe a dónde va"

    Fernando, no creo que ser un producto en el mercado laboral te descalifique como persona. De hecho, saber lo que quieres y enfocarte a ello, te permitirá tener un trabajo que te llene como persona, y no sólo el bolsillo. O tener un trabajo que te llene el bolsillo, y te deje tiempo para llenarte como persona.

    Lo triste es que por no entender la naturaleza del mercado laboral, acabes desaprovechando toda tu vida sin llenarte el bolsillo, ni a ti mismo.

    Me temo que el mercado laboral no está pensando para que los que buscan trabajo colaboren, está pensado para que compitan. Es lo mismo que ocurre en cualquier mercado, las empresas compiten por vender sus productos a los mismos clientes.

    Sin embargo, eso no significa que no haya un hueco para la colaboración, al igual que lo hay en el mundo empresarial. Puedes crear tu propia red de contactos a los que ayudar y por los que se ayudado.

    Y si no te gusta aceptar las reglas del mercado laboral, siempre puedes dar un paso más, y montar tu propia empresa con socios con los que compartas objetivos y te complementes. En eso estoy yo.

    Angel, estoy contigo en que el objetivo de las empresas es hacer dinero. Sin embargo, creo que todavía no se entiende que se puede ganar más dinero preocupándose por los empleados. Eso si es una pena.

    Como de costumbre, recomiendo The Chief Happiness Officer

    Julen, efectivamente en el mercado laboral hay factores externos, pero el 90% está en manos de uno mismo. Por desgracia, basándose en el 10% que no podemos controlar, muchos deciden no hacer nada.

    Evidentemente, el 90% no es un camino fácil. Hay que estudiar el mercado laboral, encontrar un hueco que nos convenza, prepararnos para poder ocuparlo, aprender a vendernos... Pero me parece que hemos olvidado que conseguir lo que se desea exige sacrificios, que quien algo quiere, algo le cuesta.

    En cuanto a la transformación del mercado laboral, estoy completamente de acuerdo contigo, creo que es otro aspecto en el que con demasiada facilidad nos quitamos responsabilidades. Cuando una persona tira la toalla y se queda en un puesto de mierda, está favoreciendo que ese puesto se perpetúe.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 13/10/06 10:56  

  • "Cuando una persona tira la toalla y se queda en un puesto de mierda, está favoreciendo que ese puesto se perpetúe."

    Amén, no puedo estar más de acuerdo. En la mayoría de los sitios la gente se dedica a comentar reiteradamente lo adisgusto que se encuentra en su puesto de trabajo, lo poco que le pagan, lo poco o nada valorado que se siente, pero claro, todo esto siempre lo comenta a la hora de la cervecita con los compañeros.

    Para mí esa gente no son más que llorones. Si no estás contento, en lugar de dedicarte a quejarte de todo y a despotricar de tu empresa y de tu jefe: HAZ ALGO.


    No me malinterpretéis, todos necesitamos desahogarnos y no veo mal que se comente la situación laboral con los compañeros pero nunca dejaré de recordar este ejemplo, lo viví en mis carnes: Una vez el director general de la empresa convocó a nuestro área a un desayuno. En él pretendía, con más desacierto que otra cosa, enderezar el mal ambiente que desde hacía un tiempo se vivía en la empresa fruto del descontento generalizado de los trabajadores. Pues bien, nadie abrió la boca. Me indigné profundamente porque me sentía "timada". Tanto comentario en el pasillo, a la hora del café, y cuando te dan la oportunidad de expresarlo ante quién puede tener capacidad para arreglarlo, vas y te callas y sonríes y agachas la cabeza como cuando pequeño, para que el profesor no te preguntase en clase, por dios!!!!!
    Aunque probablemente lo que dije allí (porque yo sí que dije todo lo que opinaba) no sirviera para mucho (conociendo los métodos de este director y viendo minutos después cuál era el verdadero propósito de aquella charla)sí opino que es en ese foro, donde se encuentran los responsables y la gente que realmente tiene la capacidad para hacer algo, para cambiar las cosas, donde hay que exponer lo que va mal. De otro modo, como arreglarlo?? La mayoría de las veces los responsables no son conscientes de que hay un problema en su grupo de trabajo porque la gente se limita a decir a todo que sí. En mi opinión, si lo haces adecuadamente, se puede exponer cualquier tema.

    Por cierto, el verdadero objetivo de tan nefasto desayuno, por si a alguien le pica la curiosidad era pedirnos que aguantáramos el tipo en esa situación insostenible con una actitud más positiva, o sea, que no estábamos sonriendo lo bastante en nuestro puesto de trabajo y claro, no le gustaba nuestra cara. Frase lapidaria: "Las cosas van a cambiar", eso es lo que nos dijo. Mi respuesta: no estoy de acuerdo, "VAMOS A CAMBIARLAS".

    Por Anonymous Amalia. Fecha y hora: 13/10/06 18:28  

  • Jaizki: ¿Plantón? :o)

    Yo he dicho que las empresas tratan de hacer negocios, no dinero. Esto no es exluyente con que se trate mejor a las personas, pero insisto en que no son ONG's que te vayan a llevar de la manita por tu carrera laboral. Tienes que poner tu parte, y cada vez más.

    Amalia: Gran verdad. Cuando a la gente le dices "pues si no estás contento con tu puesto, vete" te miran como si estuvieras loco, como si estuvieran en medio de una tormenta de marrón y su única posibilidad de sobrevivir fuera agarrarse a ese puesto como a una tabla de salvación. No ven otra salida. Respecto a la situación que comentas, lamentablemente en muchas empresas todavía matan al mensajero en vez de arreglar los problemas, y supongo que eso era lo que temían tus compañeros...En mi experiencia, ser franco respecto a lo que va mal desde el respeto y siendo constructivo hace que se te considere una persona proactiva, aunque siempre habrá quien te vea como un "acusador"...

    Tu respuesta es para anotarla y tenerla como lema...Enhorabuena.

    Por Anonymous Ángel M.. Fecha y hora: 13/10/06 19:47  

  • Amalia, muchas gracias por tu genial comentario. Tu última frase lo resume todo: "vamos a cambirlas".

    Ángel, ¡buen ojo! En que estaría yo pensando... ;)

    Completamente de acuerdo en que las empresas no son ONG's, lo que decía de tratar bien a los empleados no reduce en un ápice la labor de un empleado de responsabilizarse de su empleo futuro. Pero el mercado es igual de exigente para ambas partes, si como empresas no consigues que a los empleados les guste trabajar para ti, te perderás a los mejores.

    En línea con lo que dices de "pues si no estás contento con tu puesto, vete", creo que es fundamental para estar a gusto en un trabajo no necesitarlo. Sólo cuando se tiene la capacidad de encontrar otro rapidamente y no se vive al límite del suelo, se puede permitir uno decir lo que piensa con total libertad. ¡Qué palabra!

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 13/10/06 21:57  

  • Como dice Julen, el mercado es un sistema en el cual hay algunos factores que no dependen de nosotros.

    Ahora bien, como dices Jaizki, hay una gran parte que si podemos controlar, yo personalmente bajaría la cifra a 70 u 80 %, aunque reduzcamos nuestro poder de control si incidimos en esta parte el resto cambiara.

    Yo utilizo, porque me gusta y soy más de ciencias que de letras, lo siguiente:

    Si hay una acción siempre hay una reacción.

    En nuestro caso lo podemos aplicar de la siguiente manera:

    Si nos quedamos en casa, sin hacer nada, (no-acción) nadie vendrá a buscarnos para trabajar (no-reacción) en definitiva muévete, haz y tarde o temprano, conseguirás el empleo.

    Ahora bien, tal como dice Julen, porque no buscamos o movemos la palanquita de marras y empezamos a cambiar las premisas que actualmente hay en el mercado laboral:

    Una de las cosas, entre las muchas que podemos hacer y que para mí son importantes es la forma:

    - Yo busco trabajo. (Parece que te tengan que hacer un favor contratándote y que tu tengas que ir con la cabeza gacha agradeciendo el gesto)

    - Ofrezco mi know how en este puesto a las empresas. (Aquí el tema ya no es de arriba a abajo sino de tú a tu, yo tengo una cosa que tu necesitas y que si juntamos nuestros caminos ganaremos los dos)

    Para no alargar este comentario, recomiendo que visitéis la Web http://www.todoestrategias.com donde se habla de todo tipo de estrategias entre ellas la del empleo, es una Web nueva y espero que os guste.

    Por Blogger Sergi F. Fecha y hora: 14/10/06 08:05  

  • Yo estoy bastante de acuerdo con las cosas que se dicen tanto en el post como en los comentarios, pero creo que son aplicables, básicamente a un tipo de trabajadores, a una parte del mercado laboral, y no a todo.

    Sinceramente, el mensaka, la cajera del super, el peon de la obra, el del lavacoches, el camarero del bar de abajo, el de la brigada de limpieza del ayuntamiento, etc, etc, todos ellos tienen bastante menos de un 80% de su futuro en sus manos, y conceptos como empleabilidad, curriulum, entrevista, y demás son ciencia ficción en su mundo.

    Desgaciadamente, estos sí que son pura mercancía para muchas empresas, un mero coste que hay que controlar y reducir al máximo, y sus posibilidades de salir de esa dinámica no son las que pueden tener otras personas con otro perfíl. Tampoco digo que no tengan ninguna, pero no nos engañemos pensando que todo el mundo tiene o ha tenido las mismas oportunidades que nosotros.

    Por Anonymous Pablo Aretxabala. Fecha y hora: 14/10/06 15:17  

  • Sergi, me parece que lo del porcentaje lo tendremos que dejar en el aire hasta que alguna universidad americana haga el estudio. ;)

    Creo que actuando cada uno por nuestra cuenta, ya estamos contribuyendo a transformar el mercado laboral. Si cada uno hacemos nuestra parte, el mercado se acabaría convirtiendo en lo que comentas.

    Para mí, en todo mercado hay una relación de igualdad: yo tengo algo que buscas, y tu tienes algo que quiero.

    Pablo, estoy de acuerdo en que todos no hemos tenido las mismas oportunidades, pero creo que decir a aquellos que no han estudiado algo que se rifen las empresas que tienen escasas posibilidades de mejorar, es hacerles un flaco favor.

    Conozco a gente que no es que no haga ya nada por mejorar su situación, si no que se ha creído tanto que no puede aspirar a más, que cuando se le ofrece la oportunidad, la rechaza.

    La gente no nace mensaka, cajera, peón de la obra, lavacoches, camarero.... Aceptar esta etiqueta es lo peor que puedes hacer. Si quieres mejorar piensa para que vales y haz algo para conseguirlo. No todos los buenos puestos requieren tener título universitario.

    Cada uno es responsable de su destino y decirle a alguien lo contrario, no sirve para ayudarle, sólo para negarle su futuro.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 14/10/06 20:14  

  • Pablo, la pregunta sería: ¿Cuantos de esos mensakas, cajeras o barrenderos se apuntan a un curso de formación en (pongamos) diseño gráfico, totalmente gratuito (o a costes razonables) y ofrecido por (ejemplo) la Confederación de Empresarios, cursos de los que muchos salen con becas en prácticas o contratados? Pero claro, eso significa dedicarle los fines de semana, tardes, noches...¿A que dedican ese tiempo los que se quejan de que no pueden encontrar otra cosa? Todo ese "ejemplo" que he puesto corresponde a un personaje real muy cercano, cuyas oportunidades laborales al terminar sus estuidos eran nulas y que mantuvo un puesto que detestaba durante un tiempo hasta que pudo dedicarse profesionalmente al diseño gráfico, algo que le gustaba mucho más.


    Lamentablemente, hay mucha gente que se conforma o, como dice Jaizki, están convencidos de que no pueden aspirar a otra cosa...

    A mi me gusta mi trabajo, y sin embargo saco horas para aprender en los campos en los que sé que voy mas flojo...Cuanto más no lo tendrá que hacer quien no esté contento con su empleo...

    Otra pregunta: Cuando en los curros de toda esta gente piden a alguien para hacerse cargo de un marrón...¿Cuantos de ellos lo aceptan sin cobrar con ánimo de despuntar, hacerse notar, coger más responsabilidades...? La mayoría de la gente prefiere huir de los marrones como de la peste...Pero a veces ser el "solucionador" es una garantía y una buena tarjeta de visita.

    Habrá quien me lea y piense que soy Ebenezer Scrooge reencarnado, pero todo lo que digo es que nuestra vida es lo que hacemos con ella. Recomendaría a más de uno leer "La Buena Suerte", de Alex Rovira.

    Por Anonymous Angel M.. Fecha y hora: 14/10/06 20:42  

  • No sé aún que pensar... tengo que releerme la entrada un par de veces más y los comentarios...

    Quizás muchos no estemos en el primer grupo que menciona Juanma ni en el segundo, sino enmedio.


    No tengo claro si los que buscamos empleo tenemos que entrar en el juego del "mercado" con las mismas 'armas' que las empresas. Ni siquiera sé si nuestras armas sirven en ese combate tan desigual.

    ¿Por qué? porque somos reemplazables muy fácilmente. Es posible que nuestro recurso sea hacer más difícil ese reemplazo, haciendonos más únicos, y menos intercambiables.

    Pero son simples elucubraciones.

    Me voy a mirar esos consejos sobre currículums que indica angel m. Igual me son de muchísima utilidad.

    Saludos. :)

    Por Anonymous corsaria. Fecha y hora: 14/10/06 21:12  

  • Corsaria: De elucubraciones nada. Tu frase "¿Por qué? porque somos reemplazables muy fácilmente. Es posible que nuestro recurso sea hacer más difícil ese reemplazo, haciendonos más únicos, y menos intercambiables" la suscribo al cien por cien. Evidentemente no es algo que se haga en un día ni en un año, y para empezar uno tiene que acceder al mercado laboral, algo que cada vez parece ser más dificil para los que empiezan.

    Por ahora vas a encontrar pocos consejos sobre el curriculum en mi blog, pero la verdad es que tengo anotados docenas de ellos. Te prometo un primer post específico mañana mismo. ;-)

    Por Anonymous Angel M.. Fecha y hora: 14/10/06 21:48  

  • Trabajo en una empresa de servicios de consultoría, y siempre he sabido que soy "un recurso". Es un trabajo que implica muchas horas, y en el que te venden como experto, aunque apenas sepas nada del tema, pero de madrugada, los fines de semana... te pones a estudiar después de 70 horas semanales de trabajo para aprender y dar lo mejor de ti mismo.
    Tengo compañeros que se quejan, es lícito, pero suelo decirles que sabían dónde se metían, y que "el que quiere algo busca una solución, el que no quiere nada busca una excusa".

    Estoy de acuerdo con Jaizki, el que algo quiere algo le cuesta... hasta ser funcionario para aspirar a no hacer nada...

    Por Blogger Iker. Fecha y hora: 15/10/06 14:12  

  • Ángel, muy buen ejemplo el del diseñador gráfico. Creo que lo fundamental es saber lo que se quiere, y estar dispuesto a sacrificarse para lograrlo. Nada que merezca la pena se consigue sin esfuerzo.

    Curiosa interpretación del tema de los marrones, habría que debatir largo y tenido sobre el tema. Creo que la mayoría de los marrones no sirven para lucirse, aunque si es posible que a veces se valore el esfuerzo.

    Corsaria, espero tu segundo comentario cuando hayas releído la entrada y los comentarios. :)

    En realidad, el combate con las empresas no es desigual. Lo que ocurre es que una parte se ha creído que lo es, y que no hay forma de cambiarlo. Es exactamente lo mismo que pasa con Los bancos: las tiendas donde se compra y vende dinero.

    Creo que nos falta entender que nosotros no dejamos de ser miniempresas que competimos en un mercado. Evidentemente, esto implica pasar de un papel pasivo a uno activo. Exige pensar en el largo plazo, prepararnos constantemente y aprender a vendernos.

    Precisamente, tú lo resumes perfectamente, tenemos que hacer que sea más difícil ese reemplazo, haciendonos más únicos, y menos intercambiables.

    Ángel, efectivamente el acceso al mercado puede parecer lo más complicado, sin embargo, creo que no lo es. Lo que hace falta es entender cómo funciona ese mercado, y prepararse para cubrir una necesidad. Hay que pensar a largo plazo dónde queremos llegar, y a corto plazo buscar aquellas labores en las que somos buenos y la oferta es escasa.

    Iker, muchas gracias por comentar. Si a alguien no le gusta su trabajo, debería prepararse para encontrar otro que le guste. Aunque el primer paso que muchas veces se omite es precisamente ese, saber qué se busca. Cambiar de un trabajo a otro, esperando que el nuevo sea mejor que el anterior por ser distinto, rara vez lleva a ninguna parte.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 15/10/06 18:57  

  • El principal problema de buscar trabajo es que buscar trabajo es el trabajo más complicado de todos los trabajos.

    Mientras no te decides a "hacerlo" no te queda más remedio que seguir tragando con las mismas ruedas de molino.

    Vamos, que coincido en que es cuestión de uno mismo, aunque las condiciones del mercado que sea objetivo si tienen también algo que ver. Pero con un buen trabajo de búsqueda de trabajo en ese mercado objetivo puedes encontrar el trabajo que buscas.

    Un poco encannna de móstoles-trabalenguas me ha quedado, digo yo.

    Por Anonymous Enrique. Fecha y hora: 16/10/06 13:43  

  • Insisto en que estoy de acuerdo en que uno se hace su propio futuro y todas esas cosas, pero me reconoceréis que los que estamos debatiendo esto somos una "élite" social (sólo el hecho de participar en un debate en un blog ya nos da una pista de cuan élite somos)

    A la señora que limpia en el portal de mi casa, que tiene 50 tacos, y nunca pudo estudiar, que se hace ni se cuantos portales al día y que cuando va a casa tiene que mantener su hogar y su familia, además le vamos a decir que si no está contenta que es por su culpa, que no ha hecho nada por mejorar.

    Nuestro mundo es muy pequeño, y hay mucha gente que no está en nuestro mundo y que tiene otros problemas que sólo conocemos de oidas y que nos parecen imposibles.

    Todas esas personas ni siquiera existen para el mercado, y si la sociedad no reequilibra la situación, dandoles unas mayores oportunidades en compensación por las que no han tenido en el pasado, estamos fomentando únicamente el "salvese quien pueda"

    Ah, y lo de aceptar "marrones", jornadas laborales interminables, sueldos de miseria, porque esas son oportunidades de mejorar profesionalmente... en fin, sólo diré que me parece un camino peligrosísimo y un razonamiento que nos lleva directamente a la pérdida de todos los derechos adquiridos por los trabajadores durante décadas.

    Por Anonymous Pablo Aretxabala. Fecha y hora: 18/10/06 11:37  

  • Enrique, gracias por el trabalenguas. ;)

    Pablo, yo sigo sin creer que esto sea cosa de una élite, y el caso de la señora de la limpieza de 50 años que no estudió, no me parece que sea en absoluto representativo del mercado laboral.

    Pero incluso tomándolo como ejemplo, y olvidándonos de que precisamente estas señoras no suelen ser las que más se quejan de su trabajo, te puedo decir que algunas de esas señoras de 50 años, en vez de ver la tele por la noche, van a las clases de la EPA (Escuela Para Adultos) para sacarse el graduado escolar. No sé si eso mejorará su empleabilidad, pero me dice que cualquiera puede hacer algo por mejorar.

    Por supuesto que hay personas que están en una situación muy difícil, pero no son la mayoría frente a la élite, ni mucho menos.

    En cuanto a las oportunidades recibidas en el pasado, creo que esa disculpa no es válida para las generaciones que han disfrutado de enseñanza gratuita. Las decisiones que cada uno toma respecto a lo que hace o deja de hacer, son responsabilidad suya, y los resultados también. Y no creo que quien no ha hecho nada por mejorar su situación se merezca ninguna consideración, ni ninguna ayuda externa.

    En cuanto a lo de los sacrificios para mejorar profesionalmente, yo apuesto sobre todo por invertir en la propia formación, pero no vivimos en el País de las Maravillas, y no siempre se puede progresar sin tener que remangarse y trabajar en puestos con condiciones mejorables.

    De todas formas, eso del camino a "la pérdida de todos los derechos adquiridos por los trabajadores durante décadas", no lo comparto. Esos derechos adquiridos a los que te refieres, sólo lo son para los empleados de la administración y de las grandes empresas con sindicatos fuertes. Y los sindicatos están para mantener el statu quo de los que ya están dentro, a costa de los que no han entrado todavía. Los derechos del resto de trabajadores, pasan por poder negociar en condiciones de igualdad con la empresa, y eso lo da la empleabilidad.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 18/10/06 23:06  

  • Lo siento Jaizki, pero no puedo estar más en desacuerdo contigo respecto al último párrafo de tu comentario: un trabajador, por muy cualificado que esté, siempre será sustituible por otro y en esas condiciones la posibilidad de "negociar" en pie de igualdad con su empleador son totalmente nulas.

    Hay muchos ámbitos de la vida en los que no creo que el individualismo sea una buena opción, y desde luego este es uno de ellos; llámalos sindicatos o como quieras, pero si los trabajadores no estamos unidos en la defensa de determinados derechos e intereses comunes estamos perdidos.

    Por Anonymous Pablo Aretxabala. Fecha y hora: 23/10/06 08:46  

  • Pablo, está claro que en esto no vamos a coincidir. Pero ahí está la gracia del asunto. :)

    Un trabajador es es tan sustituible como un puesto de trabajo. Ahí está la igualdad en la negociación. Tú me puedes echar en cualquier momento, y yo me puedo largar en cualquier momento.

    Los sindicatos tuvieron mucho sentido en un momento histórico concreto, hoy en día los considero una rémora del pasado. Su papel actual es mantener el statu quo de unos pocos que ya tienen trabajo, y dar unos privilegios obscenos a unos pocos aprovechados.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 23/10/06 15:00  

  • Me parece que te pasas un poco con tus críticas... No sé cuál es tu situación profesional, porque acabo de descubrir tu blog, pero me parece que pecas de idealismo juvenil... Yo tengo 30 años recién cumplidos, tengo experiencia y estudios internacionales, soy economista, he trabajado en una multinacional de primer nivel, hablo 5 idiomas muy bien, tengo una excelente presencia, doy una imagen seria y responsable, me expreso muy bien, me muestro con mucha disposición y llevo en el paro 10 meses... Y sí, he enviado 200 CV y no va de coña y me llamaron dos veces: una para un puesto de técnico de marketing junior, donde se rieron en mi cara por intentar postular a él teniendo yo 7 años de experiencia, y otro para vender seguros por teléfono por 650 euros al mes... Siempre la misma cantinela: que si tienes idiomas y perfil alto, vas a pedir mucho dinero (tampoco pido tanto) y no te contratan porque saben que te vas a ir en poco tiempo intentando encontrar algo mejor (bien visto!), o porque prefieren pimpollos recién salidos del horno sin personalidad ni voz... O porque eres tía (que lo soy) y hay algunas ofertas de trabajo donde sólo quieren tíos porque si no el ambiente se "distraería" con la presencia de una mujer que no sea una foca (sí, así como suena). ¿Me vas a decir que la culpa es mía? Intenté salir de mi anterior empresa durante 4 años, por un caso de mobbing, y nunca lo logré y no sabía por qué... Ahora empiezo a entenderlo...
    Como decía, ya te darás de bruces con la realidad cuando vivas un poco más (igual tienes suerte y nunca lo harás, qué bien). Pero decir que hoy en día la gente no cambia de trabajo porque son unos cobardes... vamos, por favor.
    Y, otra cosa para tu cultura general: lo que quieren las empresas no es talento (¡jajaja!) sino alguien que no haga sombra al jefe, a los ineptos que YA están dentro de las empresas... Suerte!

    Por Anonymous Anónimo. Fecha y hora: 10/11/06 22:29  

  • Gracias por comentar, Anónima.

    Supongo que opinas que es mucho mejor decir a la gente que está en tu situación que la culpa es del empresario cabrón explotador y así se arregla todo. Lo siento pero no.

    Yo también tengo 30 años, y sólo he estado en paro por decisión propia. ¿No has pensado en algún momento que enviar 200 CV puede no ser la forma de encontrar trabajo? Yo dejé de enviarlos después de mi primer cambio de trabajo.

    ¿Has pensado en qué es lo que realmente aportas? ¿Qué te hace diferente? ¿En qué empresas podrían aprovecharlo? ¿Has intentado llegar a esas empresas a través de contactos en vez de con CVs?

    Es mucho más difícil encontrar trabajo cuando se está en el paro que mientras se está trabajando, pero si de verdad quieres encontrar trabajo, lamentarse no aporta nada. Lo que hay que hacer es cambiar la forma de enfocar el problema.

    Tienes todo el derecho del mundo a pensar que la culpa es de otros, pero mientras lo hagas no puedes hacer nada para solucionar el problema. Sólo cuando empieces a pensar en qué puedes hacer tú, en vez de en qué no hacen los demás, podrás conseguir algo.

    En cuanto a lo del talento, hay dos divisiones. La mayoría, marcas blancas, son intercambiables y se busca que cobren poco y no den problemas. Estos suelen buscar trabajo enviando CVs. Después, hay otros que aportan algo diferente -quizás no más que los otros- y a los que se les paga mucho. Estos suelen recibir ofertas de trabajo a través de redes de contactos -incluso sin buscarlo-.

    Un mal jefe ficha ineptos para que no le hagan sombra, un buen jefe ficha gente mejor que él. Hay más de los primeros que de los segundos, lo mismo que hay más profesionales de los primeros que de los segundos.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 11/11/06 11:39  

  • Anónima: En primer lugar, decirte que entiendo perfectamente el estado de ánimo que puedes tener con la experiencia que nos comentas...Es sencillamente devastadora. Pero tengo que llamarte la atención sobre varios aspectos. Vaya por delante que cumplo 33 en Diciembre (no soy un pimpollo precisamente) y que escribo estos comentarios con el único interés de cambiar, si puedo, algo en tu modo de pensar, que creo tiene mucho que ver con la situación en la que te encuentras..

    Lo primero, el caer en ataques, descalificaciones o llevar la discusión al terreno personale("ya te darás de bruces cuando vivas un poco más", hombre, pues muchas gracias por tus amables deseos) te resta gran parte de razón. Las opiniones se expresan en forma y contenido, no lo olvides. Pero volviendo a mi primer párrafo, entiendo perfectamente que te queden pocas ganas de ser diplomática, y mucho más desde el anonimato.

    Por lo demás, coincido con Jaizki en que enviar 200 curriculums no sirve de nada, a menos que me digas que los has enviado a 200 ofertas que coincidían con tu perfil y que en ninguna te han cogido... Y si es ese el caso, como dijo el esquimal al vendedor de lavadoras: NO LO COMPRO. No me lo creo. En primer lugar, dudo que en diez meses hayas encontrado tantísimas ofertas que se adecuen a tu perfil, y si fuera así querría decir que la oferta es amplísima y la demanda escasa, por lo que estarías muy bien posicionada para haber conseguido cualquier puesto. La tasa de éxito (entrevistas) que comentas (exáctamente el 1%) coincide con el dato típico que se suele usar en mailings : Uno por ciento de tasa de respuesta.

    Lo siento, pero para conseguir empleo cualificado, un mailing anónimo con un curriculum "tipo" sólo te resta valor, te convierte en un producto marca blanca....Te aconsejo que empieces a leer PERO YA el blog de Andrés , marcapropia.net .

    Otra cosa que no entiendo: Intentaste salir de tu anterior empresa durante 4 años sin conseguirlo...Estamos hablando de cuatro años...¿No salió nada en el mercado? ¿Ni siquiera fuera de tu ciudad? ¿Ni por menos dinero? ¿Ni en una empresa más pequeña? ¿Ni en los clientes? ¿Ni a otro tipo de trabajo? Dices que sufrías Mobbing, y que estabas en una multinacional...¿No había ninguna herramienta interna para poder solucionar esta situación? ¿No pudiste cambiar de Departamento? ¿Amenazar con marcharte si no se solucionaban los problemas?

    ¿Qué hiciste durante todo ese tiempo para mejorar tu empleabilidad? ¿Dónde está tu blog? ¿Cuantos contactos tienes en redes sociales on-line? ¿A qué cursos, masters, conferencias, seminarios...acudiste para diversificar tu conocimiento o conocer gente en tu entorno profesional? ¿A qué asociaciones profesionales perteneces? ¿Qué eventos has ayudado a organizar?

    En todo este tiempo, ¿No te has planteado montar algo por tu cuenta? ¿Con cuanta gente que esté en tu situación has contactado? ¿Cuantos de ellos están diseñando un proyecto en el que podrías encajar? ¿Con cuantos antiguos compañeros y clientes sigues en contacto?

    Dices que te discriminan por tener demasiada experiencia. ¿Has pensado en "rebajar" tu curriculum, suprimir experiencias? Aunque te parezca mentira, igual que cuando uno tiene poca experiencia exagera en el curriculum, cuando tiene demasiada a veces debe eliminar parte de su experiencia para que las empresas no piensen exáctamente lo que comentas: "Esta pasa por un mal momento, pero en cuanto le ofrezcan algo de nivel, nos deja con el culo al aire".

    Siempre, siempre, SIEMPRE se puede hacer algo. Realmente espero que encuentre tu camino, pero como dice Jaizki, echándole la culpa al "sistema cabrón" solo te estás descargando de responsabilidad, y mientras no sientas que la responsabilidad está realmente en tus manos será muy complicado salir de tu situación: Nadie va a comprarte nada si, para empezar, no abres la tienda)

    Por Anonymous Angel M.. Fecha y hora: 12/11/06 21:27  

  • Ángel, muchas gracias por el comentario, daba para una entrada entera.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 13/11/06 00:22  

  • Hoy existen diversas formas de contratación y posibilidades mas flexibles. Internet a ayudado mucho a que haya un mercado laboral mas dinámico. Existen cada día nuevas formas de buscar trabajo... existe por ejemplo una bolsa de trabajo para que trabajadores sean freelance y ganen mayor dinero... www.cosys.com.ar existe un servicio de headhunting que se ocupan especialmente de ubicar al personal en el lugar dónde lo estén necesitando y cobran el servicio directamente al cliente.

    Por Anonymous Marcelo Garber. Fecha y hora: 20/11/06 13:56  

  • Marcelo, gracias por comentar, y por la información.

    Por Anonymous Jaizki. Fecha y hora: 20/11/06 14:03  

Publicar un comentario

« página principal